UN MES DESPUÉS DEL PASO DEL HURACÁN MATTHEW, TODAVÍA HAY 600.000 NIÑOS QUE NECESITAN AYUDA

Posted by admin | Posted in Noticias | Posted on 14-11-2016

0

UNICEF redobla los esfuerzos en los servicios de agua, saneamiento, salud, educación y protección

Un mes después de que el Huracán Matthew azotara Haití, cerca de 600.000 niños viven acechados por las enfermedades, el hambre y la desnutrición, y necesitan ayuda humanitaria, informa hoy UNICEF.

“Un mes después del huracán, la vida de más de medio millón de niños en Haití sigue estando lejos de volver a la normalidad”, explica Marc Vincent, representante de UNICEF en Haití. “Demasiados niños siguen sin hogar, pasan hambre, están fuera de la escuela y en peligro. Estamos reforzando nuestra respuesta de emergencia y ayudando a tantos niños como podemos, todo lo rápido que podemos.”

Haciendo una valoración de la situación de los niños desde que la tormenta de Categoría 4 arrasara edificios y destruyera el sustento de miles de personas, UNICEF explica que en un mes ha habido al menos 1.000 casos sospechosos de cólera entre los niños. De los 219 centros de atención en el país, 18 han sufrido daños en el Departamento de Grand Anse en el sur, la zona más afectada por el huracán. Esto está complicando aún más los esfuerzos para contener la propagación de la enfermedad

La destrucción total de cultivos y la pérdida de las reservas alimentarias y del ganado en algunas de las zonas más afectadas han dejado a más de 800.000 personas en necesidad de asistencia humanitaria inmediata y a más de 112.000 niños en riesgo de desnutrición aguda.

Unos 50.000 niños se han quedado sin hogar y viven en albergues temporales. Se calcula que otros 3.500 niños que están viviendo en centros de atención necesitan ayuda para acceder a servicios de nutrición, agua y saneamiento.

Hasta un 80% de los hospitales y centros de salud en Grand Anse se han quedado sin techo. Además, otros siete centros de salud en Grand Anse, cuatro en el Sur y tres en Nippes se han quedado fuera de servicio.

Más de 700 escuelas están afectadas y cerca de 86 escuelas están siendo usadas como albergues temporales, lo que está causando la interrupción en las actividades escolares para al menos 150.000 niños.

UNICEF está trabajando con aliados nacionales y otras organizaciones para proporcionar asistencia básica a los niños más vulnerables. Hasta ahora, las acciones conjuntas incluyen:

• Suministro diario de agua potable para 100.000 personas;

• Apoyo a una campaña de vacunación contra el cólera que comenzará la semana que viene para vacunar a 900.000 personas;

•  Suministro de kits de prevención contra el cólera que incluyen tabletas purificadoras, jabón y sales de rehidratación oral. Hemos distribuido entre 100 y 200 kits cada día;

• Entrega de un paquete integral de servicios para prevenir y tratar la desnutrición entre niños menores de cinco años, así como a mujeres embarazadas y lactantes que viven en zonas afectadas por el huracán;

• Reabastecimiento de vacunas y restauración de la cadena de frío para que puedan reanudarse las campañas de vacunación en los centros de salud que siguen operativos y en clínicas móviles;

• Distribución de suministros médicos de emergencia para 18 centros de salud;

•  Establecimiento de espacios amigos de la infancia móviles donde los niños más vulnerables y las familias reciben apoyo psicosocial, y formación a 60 personas para atenderlos;

• Reparación de 130 escuelas y distribución de escuelas en una maleta y kits para el desarrollo de la primera infancia, para que los niños puedan reanudar las actividades de aprendizaje lo antes posible.

UNICEF necesita más de 23 millones de dólares para poder responder hasta fin de año a las necesidades humanitarias de los niños afectados por el huracán, incluyendo las acciones para frenar el cólera.

Fuente: Noticias UNICEF

Link: https://www.unicef.org/spanish/media/media_93040.html

Escriba un comentario